Seguridad sustentable: Otra preocupación en Latinoamerica y el Caribe

Latinoamerica_Caribe_seguri.jpg Actualmente, América Latina y el Caribe es una región que se encuentra a si misma como fuera del la consideración global. La región no está en el corazón de la crisis financiera, pero en cambio es, en general, una víctima del derrumbamiento de la economía global. A fines de la primera década de "la guerra global contra el terror", esta región ha jugado un papel marginal en el conflicto y su crisis en Irak y Afganistán.

Incluso en los debates en los que se ha sido empleado el término de "regionalización de la política global", Europa y el sudeste de Asia han absorbido el enfoque con la discusión de América Latina y el Caribe actuando más como un pensamiento posterior que como un punto importante de análisis. Es improbable que siga siendo éste el caso mucho tiempo. En una región dónde la pobreza, el militarismo y los límites medioambientales están uniendo, América Latina y el Caribe están convirtiéndose en una tierra de pruebas, para responder a desafíos de seguridad que van globalmente en aumento.

Se han identificado los siguientes temas que conducen la inseguridad dentro de la región:  Las prácticas estatales e inseguridad; Militarización; Separación urbano-rural y las divisiones socio-económicas; Inseguridad de energía y medioambiental.  Asimismo, los obstáculos para lograr el cambio en la región se identificaron como:  Las concepciones de seguridad; Los legados históricos y los modelos económicos y las instituciones regionales e identidad. A semejantes conclusiones llegaron los integrantes de un selecto grupo de expertos de seguridad, académicos, periodistas y líderes de la sociedad civil de América Latina y el Caribe, quienes se reunieron en el Norwegian Peacebuilding Centre. La reunión exploró las implicaciones de marco de trabajo para desarrollar una  seguridad sustentable para la región.

Ben Zala es Administrador del Programa de Seguridad Sustentable del Oxford Research Group y ha declarado al respecto que: "Las tensiones medioambientales y los niveles de marginalización refuerzan el sentido de inseguridad penetrante. Por ejemplo, la región es muy vulnerable a los efectos del cambio climático. El cambio del clima exacerbará los conflictos persistentes sobre el acceso a los recursos en América Latina y el Caribe, en ausencia de una cultura de equidad y protección social. Cosas así como conflictos ya destruyen la región, desde hace muchas décadas y condiciones similares pueden observarse en otras regiones del mundo, que incluyen Africa subsahariana y varias partes de Asia. Los conflictos de bajo nivel sobre el acceso a fuentes de agua potable son frecuentes en muchas áreas rurales de América Latina;

No se convierten en titulares pero pueden hacer erupción violentamente. Éstos son a menudo los conflictos entre las poblaciones pobres, y reflejan el abandono de la agricultura campesina así como los procesos históricos que forzaron a las poblaciones indígenas hacia las tierras marginales".

En un documento denominado "Looking for leadership: sustainable security in Latin America & The Caribbean", Zala comenta: "Limitaciones medioambientales se agregan a la ya la gran lista de desafíos de seguridad enfrentada por las comunidades indígenas y rurales. Hay tensiones crecientes en Perú, Guatemala, Chile, Brasil, México y otros países, específicamente entre los inversionistas locales e internacionales y las comunidades indígenas, en relación a la propiedad de la tierra y los recursos. En el caso de Perú, las comunidades que ya están enfrentando los efectos del cambio del clima están tratándo también la consecuencias de inquietud civil, como el desplazamiento social que era el resultado del conflicto entre las fuerzas del estado y el movimiento "Sendero Luminoso" en Perú (Que, como grupo de tendencia revolucionaria maoísta en la región de Andes, nunca fue eliminado completamente).

Es muy probable que el desplazamiento de poblaciones sea exacerbado por un clima en calentamiento". Al respecto, hay iniciativas específicas en cuatro áreas importantes, según lo detallado por Ben Zala:

  • Coherencia regional y dirección: La fragmentación política debe resolverse urgentemente en la región, para construir un acercamiento verdaderamente sustentable a la seguridad, a través de toda la región.
  • Desarrollo sustentable: Las políticas necesitan ser formuladas tanto a nivel regional como a nivel  nacional, que dirigen las barreras estructurales al desarrollo sustentable incluyendo los modelos de uso exclusivos de tierra.
  • Recuperar la confianza pública en soluciones no - militares: Los estados a través de la región necesitan recobrar la confianza del público, respecto a su habilidad para satisfacer las necesidades de seguridad de sus poblaciones sin acudir a la fuerza militar.
  • Re-imaginar la seguridad: Para equipar a los estados, las organizaciones regionales y lideres de opinión de la sociedad civil deben coordinarse con las habilidades necesarias, para desarrollar una estructura de seguridad sustentable, y un nuevo acercamiento a la noción de seguridad se exige.


Puede descargar el documento
"Looking for leadership: sustainable security in Latin America & The Caribbean" completo, originalmente disponible en inglés en formato PDF.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar