Aproximacion a la politica basada en Internet.

 

Con cuantos choques de opiniones y alternativas de información nos encontraremos durante este año 2009 en Chile, año de promesas y proyectos electorales, cual más cual menos creíble para las personas que votan y los movimientos que ellas puedan integrar. Los movimientos del siglo XXI, acciones colectivas intencionadas dirigidas hacia la transformación de los valores y las instituciones sociales, se manifiestan en y a través de Internet. Es lo que señala Manuel Castells en su libro “La Galaxia Internet” y agrega también que la comunicación de los valores y la movilización en torno al sentido son fundamentales, en el contexto de movimientos sociales tales como los nacionalismos y las religiosidades que son muy viejos en sus principios, pero adquieren un nuevo significado cuando se convierten en trincheras de la identidad cultural, , construyendo la autonomía social en un mundo dominado por flujos de información homogénea y globales.

Agrega Castells que los movimientos culturales que defienden o proponen determinados modos de vida o sentido, se construyen en torno a sistemas de comunicación, como Internet y los medios de comunicación. “Porque ésta es la vía principal para llegar -dice el investigador español- a aquellas personas que pudieran compartir sus valores y, desde ellas, poder influir en la conciencia de la sociedad. De este modo, cuando la world wide web se difundió a escala global y el acceso a Internet comenzó a ser fácil de manejar, las redes informáticas comenzaron a diferenciarse según las ideologías de sus miembros y los activistas sociales se concentraron en fomentar la participación ciudadana y redefinir la democracia”.

Y he aquí que dichos activistas, desde mi punto de vista, compiten por un lugar ante la opinión pública, con promesas de cambio o sugerencias de mejoramiento de situaciones específicas, porque ahora que el discurso político en el país se desgasta en una recriminación mutua por a, b o cé situaciones... y mientras tanto, la ciudadanía toma las riendas y, mediante las redes sociales que potencia internet, se coloca en el debate. Ahora que las oleadas de consecuencias de crisis financiera internacional llegan a nuestro país, empezando por la cesantía y la necesaria reconversión laboral, ahora que el dinero escasea en el hogar, de que otra manera si no es mediante herramientas gratuitas de Internet, los ciudadanos en capacidad de votar podrían dialogar y presentar sus quejas y puntos de vista, sus planes y proyectos, sobre todo dialogar acerca de las opciones electorales y lo bueno y lo malo de tal o cual candidato.

Es asi debido a que, tal como dice Alain Touraine, citado en el libro “Sociedad Civil y Teoria Política”, de Jean L. Cohen y Andrew Arato: “El espacio público rigurosamente limitado en una sociedad burguesa, fue ampliado hasta abarcar los problemas del trabajo de una sociedad industrial y ahora se difunde por todos los campos de la experiencia… Los principales problemas políticos hoy en día tratan directamente con la vida privada: La fecundación y el nacimiento, la reproducción y la sexualidad , la enfermedad y la muerte y, de una manera diferente, el consumo de los medios de masas en los hogares… La distancia entre la sociedad civil y el Estado está aumentando, en tanto que la separación entre la vida privada y la pública está desapareciendo”.

La vida privada y pública, aquella dualidad que cualquier hombre o mujer en este país, que se sienta capaz para ser elegido para gobernar o legislar, administra con cuidadosos criterios para tener un poco más de credibilidad, con resultados que bien pueden llegar a ser malos ó favorables. La moda de Obama, la de hacer explícitas sus intenciones políticas y gubernamentales mediante videos visibles con Youtube, tienen un alcance global, estrategia que es imitada en nuestro país por diversos candidatos presidenciales y parlamentarios, de los cuáles también hay en Facebook perfiles y paginas relativas, como también sitios web y blogs de comentarios, donde la polémica y la censura deben ser administradas responsablemente.

Rafael Rubio Núñez, en un artículo denominado “La nueva comunicación política: lenguaje, blogs, videoblogs y comunidades sociales”, destaca: La centralización de los mensajes y la generalización de los medios audiovisuales obligaron a un replanteamiento de la forma de hacer política, sólo los que se adaptaron a las nuevas circunstancias lograron mantenerse en la arena política. Desde entonces los partidos políticos han ido modificando su forma de dirigirse a los ciudadanos siguiendo los nuevos esquemas de la representación simbólica, con especial incidencia en el uso de técnicas de imagen a través de los medios de comunicación y especialmente del sector audiovisual. Los elementos protagónicos de la vida política pasaron a ser el poder de los votos y la seducción, relegando a un segundo plano la fuerza de la razón”.

Y agrega: “Sólo conociendo el estado de la opinión pública podremos definir con claridad nuestros objetivos. A la hora de definir éstos hay que tener en cuenta que lo primero en una comunicación como la política, que en último término busca reacciones a “plazo electoral”, los estímulos que habitualmente generan reacciones inmediatas, “hoy y ahora”, son difíciles de capitalizar en un medio o largo plazo. De ahí que las acciones de comunicación deban centrarse no en la reacción sino en la percepción que van generando en el receptor. Esto obligará al emisor a recordar hechos y acontecimientos, ser capaz de canalizar y agrupar estas sensaciones y convertirlas en percepciones”. El artículo está disponible completo en

http://www.fundacionpreciado.org.mx/biencomun/bc154/Rubio.pdf

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar