Batería de problemas y conveniencias: Lo que se viene para el litio

Sin duda que Ud. recarga regularmente su moderno teléfono celular o bien, se preocupa cuando, al ocupar su notebook en una zona de internet inalámbrico gratis, la energía de dicho equipo da señales de estar disminuyendo. Pues bien, todo eso a mediano plazo tendrá mucho que ver con las complicaciones peruanas de redefinir la frontera marítima con nuestro país y las que subsisten sobre el gas de procedencia altiplánica. A ellas se agrega una consideración geopolítica más en la zona norte de Chile, la cual es detallada por una información publicada en El Mercurio de Santiago, del martes 3 de febrero de 2009. “Casi la mitad del litio del mundo está en Bolivia. Las empresas japonesas y europeas están realizando gestiones para llegar a un acuerdo que les permita aprovechar el recurso, pero se está produciendo rápidamente un sentimiento nacionalista con respecto al litio en el gobierno de Evo Morales, que ya nacionalizó las industrias del gas y el petróleo”.

Continúa detallando el antecitado diario que: “Litio (es) componente vital para las baterías que propulsan los autos y otros aparatos electrónicos. Usado por largo tiempo en pequeñas cantidades para fabricar medicamentos antidepresivos y armas termonucleares, ha aumentado a medida que los fabricantes de baterías para BlackBerry y otros dispositivos electrónicos lo ocupan. Pero la industria automotriz es la que tiene el mayor potencial no aprovechado. Puesto que pesa menos que el níquel, también empleado en baterías, permitiría a los autos eléctricos almacenar más energía y alcanzar mayores distancias. El Instituto Geológico de Estados Unidos indica que se podrían extraer con el tiempo 5,4 millones de toneladas de litio en Bolivia, en comparación con 3 millones en Chile, 1,1 millón en China y sólo 410 mil en Estados Unidos”.

Queda preguntarnos entonces ¿Cuáles serán las proyecciones que harán en Chile los especialistas del ámbito empresarial en general, y minero en particular, a propósito de las oportunidades que se gestionarán con el litio?. Literalmente se formará una batería que energizará los más variados problemas y conveniencias para la economía chilena. Téngase presente el reporte estadístico 2009 del United States Geological Survey, pone a Chile como el principal productor químico de litio en el mundo, por delante de Argentina, China, Estados Unidos, Australia, Canadá, Portugal, y Zimbabwe. A pesar de que los mercados del litio varían por locación, los mercados globales finales están estimados en gran parte a Baterías, 25%; Cerámicas y vidrios, 18%; Lubricantes, 12%. Sobre la dinámica del antecitado mineral, que debe renacer dentro de poco en los medios de comunicación nacional, encontramos en el sitio web de la biblioteca digital de la Universidad de Chile, la siguiente información: Para una mejor comprensión podemos dividir los usos del litio y sus compuestos, en: a) Usos actuales o convencionales, y b) Usos futuros o incipientes de gran desarrollo proyectado. Esta división arbitraria no significa que los usos actuales no tendrán un gran desarrollo en el futuro (como el uso del litio en la industria del aluminio u otros) sino que tiene un objetivo didáctico de mejor comprensión de los usos actuales e históricos del litio frente a los usos futuros de desarrollo explosivo que puede alterar violentamente el mercado del litio.

Según se lee en el Estudio de Caso Nº 3 "El litio: una perspectiva fallida para Bolivia", de Walter Orellana Rocha y publicado en diciembre de 1995 por el departamento de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile: “Históricamente, el desarrollo de esta industria ha estado sembrado de falsas promesas de crecimiento explosivo. Dos de ellas fueron el uso de litio como propulsor en cohetes y el de aleaciones de litio para aplicaciones aeroespaciales. El único proyecto concretado fue el programa de armas atómicas de Estados Unidos, pero tuvo una vida muy corta y dejó a la industria en un completo desarreglo. Las tres principales áreas de interés para la industria del litio están en el mercado energético: celdas de combustible, baterías para vehículos eléctricos y energía por fusión nuclear. Todos ellos programas con alto potencial de crecimiento, dependen fuertemente del apoyo financiero de los gobiernos. La experiencia señala que tal apoyo puede variar muchísimo dependiendo del clima político, muy influido por los productores de energía existentes y por los lobbies medioambientalistas, la situación en el Medio Oriente, la economía global y el clima internacional”.

Como el desarrollo de alta tecnología es un proceso metódico y lento -se destaca en el estudio de caso las proyecciones a menudo resultan especulativas. En este contexto, las proyecciones sobre la futura demanda de litio en el mundo señalan que en 2025 se podría llegar a 75 mil toneladas anuales, septuplicando los actuales requerimientos. Indudablemente, el mayor uso potencial del litio está en los procesos de fusión nuclear para la generación de energía eléctrica. Un análisis prospectivo debe considerar dos datos importantes: sólo para fines de esta década se tiene planificado concluir el diseño y la construcción del primer prototipo de reactor, y quizá unos 20 años después se disponga de plantas comerciales de fusión nuclear; por otro lado, el horizonte de disponibilidad mundial de petróleo se estima en alrededor de 40 años. En otras palabras, un verdadero boom en los volúmenes y precios del litio sólo podría concretarse en el largo plazo”.

Indudablemente que en ese “largo plazo” que estaría por concretarse actualmente, debería debatirse también los aportes de Chile. El Lunes 18 de febrero de 2008, en el diario Mercurio de Antofagasta, un reportaje señala que: “A 2.300 metros sobre el nivel del mar, en medio del imponente Salar de Atacama, la empresa SQM extrae hace años un recurso natural poco conocido, pero cada vez más relevante por su gran diversidad de usos, el litio. Daniel Jiménez, vicepresidente de Recursos Humanos y Asuntos Corporativos de SQM, explicó que son varios las señales que hacen pensar en un despegue de la demanda mundial del producto. Además existen grandes marcas como Toyota que ya anunciaron para el año 2010 la salida al mercado de automóviles propulsados únicamente con baterías de litio, hecho que -se piensa- revolucionará toda la industria. SQM concentra sus operaciones en el núcleo del Salar de Atacama, aproximadamente a una hora de Toconao, donde posee una planta de carbonato de litio y otra de hidróxido de litio. El producto final es obtenido mediante un proceso que consiste en la captación de salmuera en las profundidades del salar, la cual -una vez captada- es bombeada a grandes piscinas artificiales donde mediante un proceso de evaporación alimentado por el sol, se obtiene el mineral que luego es refinado y comercializado en todo el mundo. El año pasado SQM aportó el 32% de la producción de litio, reafirmando su condición de principal abastecedor mundial”.

A mayor abundamiento, ya el martes 11 de noviembre de 2008, la BBC de Londres informa mediante su edición en Internet como es que la económicamente atrasada Bolivia se pone en la ruta de los automóviles eléctricos del futuro. El litio trae consigo una gran promesa: puede impulsar los automóviles eléctricos -o híbridos- del futuro, pero como ocurre con los actuales combustibles, también es un recurso finito. Y a medida que la industria automotriz se apresura a producir nuevos carros eléctricos y que consumen poco combustible, también está centrando su atención en las baterías de litio como primera opción para aumentar la potencia de sus nuevos modelos. Mitsubishi, que planea sacar a la venta pronto su propio carro eléctrico, estima que la demanda de litio sobrepasará a la oferta en menos de una década, a menos que se encuentren nuevas fuentes de abastecimiento. "La demanda de litio no se duplicará sino que se multiplicará por cinco", asegura Eichi Maeyama, representante de Mitsubishi en La Paz. Pero Bolivia no es un país conocido particularmente por su amigable apertura hacia la inversión extranjera. Oro, plata, estaño, petróleo y gas han sido extraídos y exportados desde aquí, mientras el país permanece entre los más pobres de la región. Para los simpatizantes del presidente Morales esa es una razón suficiente para no permitir a las compañías extranjeras extraer el metal.

 

Vínculos recomendados

El Estudio de Caso Nº 3 "El litio: una perspectiva fallida para Bolivia" lo puede obtener en este vínculo: http://www.dii.uchile.cl/~webmgpp/estudiosCaso/CASO03.pdf


Biblioteca digital de la Universidad de Chile. Usos del litio y sus compuestos: . http://mazinger.sisib.uchile.cl/repositorio/lb/ciencias_quimicas_y_farmaceuticas/gonzaleza01/capitulo5/04.html


Litio, estadísticas e información del US Geological Survey en http://minerals.usgs.gov/minerals/pubs/commodity/lithium/

 

 

 

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar